Muchas personas están sintiendo el impacto financiero de la pandemia de coronavirus porque les cortaron las horas en el trabajo o los despidieron. La abogada de bancarrota Xue Connelly analiza cómo navegar estos tiempos inciertos. Connelly explica cómo la bancarrota puede ser una buena forma de obtener alivio financiero.

Concéntrate en Pagar Los Esenciales

Para personas que tienen ingresos limitados o que han sido despedidos debido a COVID-19, Connelly dice que es crucial priorizar sus facturas. “Concéntrese en lo que es esencial, como sus servicios públicos, pagos de automóviles y pagos de hipotecas o alquileres para que tenga las cosas que necesita para vivir.” Connelly dice que las facturas no esenciales pueden incluir pagos coma la tarjeta de crédito. “Cuando los acreedores le llaman y solicitan pagos puede ser difícil y vergonzoso, pero lo peor que puede hacer una compañía de tarjetas de crédito es llamarle ahora.” No pueden hacer que pierda su hogar, y eso es importante recordar cuando tiene muchas facturas para pagar.

También es importante recordar que tanto nuestro gobierno estatal como el federal están trabajando para ayudar a todos los que necesitan ayuda. En uno de sus nuevos programas, están permitiendo detener las ejecuciones hipotecarias y los desalojos durante esta pandemia. Sin embargo, si se atrasa en su hipoteca o alquiler, una vez que se detengan esas protecciones, tendrás que hacer un gran pago para continuar viviendo en dónde estás. Por lo tanto, es extremadamente importante priorizar sus pagos esenciales.

¿Cómo puede la bancarrota ayudar a aliviar las cargas financieras?

“Una vez que se declara en quiebra, el tribunal de bancarrota les permite que se imponga una suspensión automática, lo que impide que cualquier acreedor lo persiga mientras su quiebra está pendiente,” dice Connelly. Inmediatamente después de declararse en quiebra, dejarás de recibir llamadas telefónicas de los acreedores, se suspenderán las ejecuciones hipotecarias o los desalojos programados y se suspenderán los acreedores que vengan después de usted con cualquier demanda.

¿Debo declarar bancarrota por Capítulo 7 o Capítulo 13?

Aunque las bancarrotas del Capítulo 7 y del Capítulo 13 brindan alivio inmediato, una bancarrota del Capítulo 13 requiere que usted tenga una fuente de ingresos para realizar los pagos. “Durante COVID-19, cuando tantas personas están sin trabajo, una bancarrota del Capítulo 7 probablemente será la mejor apuesta para las personas que necesitan asistencia inmediata,” dice Connelly. Puede obtener más información sobre la diferencia entre el Capítulo 7 y el Capítulo 13 de bancarrota aquí.

Declarando Bancarrota Electrónicamente

Lo bueno de la bancarrota, especialmente ahora que consideramos el coronavirus y el distanciamiento social, es que es un sistema de archivo electrónico, por lo que puede manejarse de forma remota. “Como su abogada de bancarrota, puedo reunirme con usted a través de Zoom o Skype en lugar de en persona. Y la corte de bancarrota siempre ha funcionado de manera remota para que podamos presentarla en cualquier momento del día o de la noche, durante el fin de semana e incluso podemos presentar una petición de emergencia para obtener alivio de inmediato, sin tener toda la información lista.”

Connelly dice que el tribunal de quiebras ha creado estos programas para ayudar a las personas a obtener alivio financiero en todo momento, pero es particularmente importante estar al tanto de estas opciones en este momento, cuando hay tanta incertidumbre y movimiento por COVID-19.


Acerca de Xue Connelly

Xue Connelly es abogada en Wade, Grimes, Friedman, Meinken & Leischner, PLLC, especializada en la bancarrota, testamentos, fideicomisos y propiedades. La Sra. Connelly ayuda a individuos y empresas pequeñas en todo el norte de Virginia a proteger sus activos. Tiene una amplia experiencia en el manejo de todas las formas de bancarrota, incluidos el Capítulo 7 y el Capítulo 13 para individuos, y el Capítulo 7 para empresas. También se concentra en la planificación y administración del patrimonio, asesorando a los clientes sobre las últimas y más eficientes estrategias para proteger sus activos.