En el Viernes FAQ de la semana, Rebecca Wade, abogada en Wade Grimes Friedman Meinken & Leischner, explica cómo los delitos menores pueden tener consecuencias graves si no eres ciudadano.

Wade explica que hay varios delitos pueden afectar a los inmigrantes en diferentes maneras. Si alguien que no es ciudadano es condenado por un delito que los hace “inadmisibles”, se les prohibirá la entrada al país. Por ejemplo, digamos que alguien con una visa de estudiante es inadmisible. Si salen de los EE. UU. para visitar a su país de origen durante las vacaciones o en un receso semestral, y luego intentan volver a entrar al país, no podrán entrar. Incluso se puede detener a una persona en la frontera que tiene permiso de residencia que se va de vacaciones y se les niega la entrada si se consideran inadmisibles. Además, si alguien es inadmisible, no pueden ajustar su estado migratorio, incluso si han sido condenados por una ofensa que no los hace deportables.

Wade continúa explicando que otro tipo de convicción es una ofensa “deportable”. Si alguien que no es ciudadano comete una ofensa de deportación mientras se encuentra en los EE. UU., puede ser expulsado del país. También hay “delitos graves” que consideran a los que no son ciudadanos como inadmisibles y deportables. Los crímenes agravados no deben considerarse delitos según la ley estatal. Entonces, aunque un individuo puede ser condenado por un delito menor en el tribunal estatal, esa misma convicción se considera un delito grave por la ley federal para propósitos migratorios.